¡Feliz día del despido colectivo!

  Creo que este 1º de mayo, Día del Trabajo, es un buen momento para recordar que la situación laboral de las profesoras de la escuela infantil “Jardín de Luz” de la Universidad de Huelva sigue exactamente en el mismo punto en el que la dejamos en febrero, cuando algunos medios locales se hicieron eco del malestar de algunas madres y padres.

   Efectivamente, como se advertía en aquella noticia, ya se han incorporado a la plantilla del “Jardín de Luz”, cobrando de la Universidad pero sin asumir funciones docentes concretas, 3 socias trabajadoras de la Cooperativa Sueños de Colores, que si el sentido común no lo impide, comenzará a gestionar la escuela infantil el curso que viene, previo despido colectivo de toda la plantilla de profesoras actuales.

  Y también quiero acordarme en este 1º de mayo de esas socias trabajadoras de Sueños de Colores, porque mucho me temo que sus sueños pueden no ser todo lo color de rosas que les han prometido. Y lo digo porque ellas mismas nos dijeron a los padres y madres en una reunión, que iban a renunciar a puestos de trabajo que venían desarrollando en otras guardarías desde hacía más de 10 años para cumplir su sueño de gestionar el Jardín de Luz, atención, porque les habían dicho que esa gestión sería ya de por vida. Intenté explicarles en la reunión y en un correo posterior que lo máximo que van a estar trabajando con seguridad son 4 años, con posibilidad de una prórroga automática hasta un máximo de 6 años, como prevén los pliegos y la legislación de contratación pública y que luego la gestión del “Jardín de Luz” tendrá que volver a salir a licitación pública, pero parece ser que no se fían de mi criterio jurídico ¡vete tú a saber porqué!

  Y por último quiero darle el pésame a la transparencia universitaria. A pesar del tiempo transcurrido y la rotunda afirmación que el Rector personalmente me hizo ante otras madres y padres de que se me iba a facilitar la documentación relativa a todo el proceso de adjudicación de la guardería tanto a Guardaonuba en primer lugar como a Sueños de Colores en segundo lugar y finalmente a la Corporación de la Universidad de Huelva, a fecha de hoy y transcurridos varios meses, no me ha sido entregado ningún documento que permita garantizar que la Universidad de Huelva a actuado correctamente en todo este asunto.

   Así las cosas, aun no tienen respuesta mis tuits del 20 de febrero:

¡Sapere Aude!